sábado, 28 de septiembre de 2013

El tejón: Cavador incansable.

Muchos habitantes de nuestras montañas pasan inadvertidos para la mayoría de la gente ya que se mueven como fantasmas entre las matas y los bosques. Sabemos que están ahi gracias a unas huellas en el barro, una letrina junto a un tronco o lo peor de todo, algún ejemplar muerto en una de las múltiples carreteras que surcan el país y en las que mueren cientos de animales cada año. Bajo mi punto de vista son dos las especies de carnívoros ibéricos las más complicadas de ver a plena luz del día: el tejón (Meles meles) y la gineta (Genetta genetta). La gineta es escasa en la Cordillera y si aparece lo hace en las zonas más cercanas a la costa cantábrica o al llano castellano. El tejón sin embargo es una especie relativamente abundante y que a pesar de su densidad es complicado de observar con detalle antes de que la noche de apodere de todo.

. Tejón asomado a la tejonera en un atardecer veraniego (extracto del video que muestro más abajo)

Ya tuve un encuentro con esta especie en una tarde de finales de invierno en plena Cordillera Cantábrica, mientras el melandro se entretenía buscando lombrices en un prado. Para recordarla pinchad AQUI. Sin embargo la forma más "sencilla" (y lo entrecomillo ya que hablando de este tipo de especies nada es sencillo) de observar un tejón de día es mediante esperas en tejoneras, que es un método utilizado de forma tradicional para la elaboración de censos de la especie en toda Europa. El amigo Juan dedicó muchas horas a la realización de esperas en tejoneras y seguimiento de la especie y lo explica muy bien en ESTA ENTRADA de su blog.

Hace algunos años había intentado hacer alguna espera en tejonera pero en zonas abiertas, sin vegetación, donde la claridad tarda más tiempo en irse y en principio el tejón retrasa su salida. Pero al fin, este año buscando cuernas de ciervo en primavera en una avellaneda cantábrica descubrimos una tejonera en entorno forestal lo que podría aumentar las probabilidades de éxito de cara a observar al mustélido. La madriguera se encontraba bajo una enorme roca caída hace siglos desde el peñasco ubicado cientos de metros más arriba. La tejonera parecía ocupada, ya que la tierra dispuesta en las bocas era fresca al igual que los excrementos depositados en la letrina cercana. Era cuestión de esperar a Julio cuando los días son largos y los tejones comienzan su jornada nocturna cuando todavía hay algo de luz para llevar a cabo el aguardo.

Una de las primeras cosas que hacen los tejones al abandonar su agujero es olfatear el entorno para detectar cualquier elemento extraño que pueda haber cerca de la tejonera. En caso de encontrarlo no saldrá de la tejonera hasta pasadas unas horas o incluso en toda la noche. PINCHAD AQUÍ para ver un claro ejemplo de lo que puede suceder si un tejón detecta algo extraño al salir de la tejonera. Por eso la espera ha de hacerse a una distancia a la cual el minimicemos el riesgo de ser olidos por el tejón. Hay que recordar que el tejón es una especie eminentemente olfativa ya que tiene muy mala vista y por ello no hay que subestimar su capacidad de olernos. Nunca hemos de acercarnos a la entrada de la tejonera ya que dejaremos nuestro olor y esto puede hacer que el tejón se busque otro agujero o bien salga del suyo bien entrada la noche. A continuación os muestro un video compuesto de las imágenes obtenidas en una de estas esperas en un atardecer neblinoso de mediados de Julio. Para disfrutar del video recomiendo verlo a pantalla completa y en HD. Para ello pinchad donde pone VIMEO y una vez abierto el video marcad el icono de HD. Espero que os guste!


Como podemos observar en el video, el tejón olfatea el medio un par de veces nada más salir de la tejonera levantando la cabeza y en algunas ocasiones cerrando los ojos, evitando así las posibles interferencias entre los diferentes sentidos. Una vez se ha cerciorado de que el entorno es seguro, se dirige hacia la letrina para depositar sus excrementos y marcar el territorio gracias a unas glándulas ubicadas junto al orificio anal. Después se dispone a acondicionar y limpiar el interior de su tejonera, no sin bostezar en alguna ocasión. Para ello entra y sale en numerosas ocasiones de la hura acarreando tierra al exterior. Durante el proceso forma un surco en la tierra extraída que permite diferenciar la entrada de una tejonera de la de una zorrera por ejemplo. Los tejones son mustélidos que suelen albergar bajo su denso pelaje a numerosos ectoparásitos y por ello la limpieza de la tejonera y de su propio pelaje (como se observa en el video) son básicos. He llegado a leer que algunos individuos abandonan alguna de las tejoneras por la gran cantidad de parásitos que pueden albergar y que hacen practicamente imposible el dormitar en ellas durante el día. Mientras el tejón trabaja limpiando su hogar, la luz va disminuyendo hasta caer la noche, momento en que el tejón se alejará de la tejonera para buscar alimento durante la noche y regresando a la misma antes del amanecer. Espero que os haya gustado la entrada, disfrutad del video y un saludo.

9 comentarios:

José Alberto Fernández Ugarte dijo...

Hola Héctor,
como siempre interesante entrada, ya hemos aprendido algo más de este esquivo animal. Precioso video.
Yo todavía no he visto en el medio natural y la verdad es que le tengo muchas ganas.

¡Espero encontrármelo algún día!

Saludos

Echegaray dijo...

Hola Hector.
Creo que esto pasa ya de castaño oscuro. Localizaciones puntuales, fomento y publicidad de esperas en madrigueras y/o lugares de refugio/reproducción, ... ¿Qué va a ser lo siguiente? ¿Sexo con tejones? ¿sexo con picamaderos negros? ¿sexo con lobos en sus lugares de reunión?. Pongo sexo para amenizar el tema y como elemento totalmente distinguible de lo que otros ofrecen.
Creo que la divulgación es otra cosa y la delgada linea entre esta, la comercialización y la banalización de la vida de nuestra fauna silvestre, necesita algo mas que la auotoética impuesta por cada uno, que en este caso, brilla por su ausencia.
Recibe un saludo
Jorge Echegaray

Jorge Falagán dijo...

Joder Jorge me alegro de saber de ti aunque lamento profundamente tu comentario creo que te cuelas de largo.
Conozco a Héctor desde el primer día de su primer curso de biología pues tuve la fortuna de tenerle como alumno, y digo fortuna porque aúna ser un profesional de esto que a ti a el o a mi nos apasiona que es el estudio y conservación de la fauna. A día de hoy un buen biólogo que espero y deseo nos enseñará muchas cosas, a ti a mí y al mundo.
El "enemigo" es otro, no hables en unos términos que creo no son propios de ti. Posiblemente ni conozcas a Héctor y hables por boca de algún envidioso que ni de lejos llega al buen hacer de Héctor. Gente que ha decidido poner precio a enseñar un lobo...
Dijo el gran Félix cuando capturó su primer azor "no lo merecí.." wn muchos casos la fauna que te enseñan lo la mereces, no la aprecias... no la conservas.
Comercialización? Banalización?...
Pero de qué hablas? Héctor no tiene ninguna empresa como algunas que salen en la cantábrica vendiendo osos lobos y coños en vinagre.
Hace poco me hicieron un comentario de que yo hacía los mismo... me puse de bastante mala hostia y Héctor se pondrá.
Ni uno ni otro vendemos fauna.
No has hecho esperas al lobo nunca verdad? nunca hiciste esperas en tejoneras?
Recuerdo haberte enseñado tu primera tejonera, haber hecho contigo una espera en la misma, mostrarte como se hacía un rececho y la cara de alucinado cuando me viste reptar entre los matojos y ponerme a escasos metros de un corzo... acaso han dejado de criar en aquella tejonera? A día de hoy siguen allí y han pasado más de 20 años y todos los años me acerco a ver cómo van.
Ese saber reptar solo lo tienen unos pocos, y Héctor se acerca a los bichos como un fantasma estate tranquilo que son otros los que dan la turra.
El profundo respeto que personalmente he visto en Héctor hacia los bichos no lo veo en muchos que dicen de si ser profesionales, la única diferencia es que además de bueno en el campo Héctor tiene "ojo" de fotógrafo y comparte lo que ve, tal vez gracias a su blog de divulgación sean muchos los que sienten que la naturaleza es grande y hay que conservarla.
Un saludo y perdona el rollo pero a mi entender te equivocas.
Jorge

Héctor Ruiz dijo...

Hola Jorge.
Obviamente no estoy de acuerdo contigo. No he dado ninguna localización exacta de ninguna tejonera ya que sería una locura. Y no he dado más publicidad a las esperas en tejoneras de la que puede dar esto: http://www.secem.es/2012/12/19/i-sondeo-iberico-de-tejoneras/
Dicho sondeo ha sido publicitado en las redes sociales y deriva de una organización conocida por todos. Si consideras que lo mío no es divulgación, como llamarías a esto?: http://www.youtube.com/watch?v=hpxZQKVuMgk
Si yo incito a visitar tejoneras, viendo este video se incita a visitar puntos de reunión. Creo que es justo utilizar la misma vara de medir en todos los casos.
Yo no estoy comercializando nada ya que no lo hago por dinero y acusar a alguien de carencia de ética gratuitamente y sin conocimiento es algo que considero grave y osado. Un saludo

David Alvarez dijo...

Hola,
lo cierto es que no pensaba escribir nada porque hay algunos comentarios que se responden solos.

He leído la entrada de Héctor, así como la mayoría de las que ha publicado en su blog y en ningún momento he visto que se incite absolutamente a nada, aparte de a conocer y apreciar nuestra fauna.

Pero aun más, tengo la suerte de conocer personalmente a Héctor desde hace varios años y he podido disfrutar con él y con su padre de varias jornadas de campo, y desde el principio me sorprendió no sólo el conocimiento que tenía de la naturaleza que le rodeaba, sino sobre todo el enorme respeto que le tenía. No he visto que acosara a un sólo animal por sacar una foto y en cambio le he visto disfrutar de una observación a distancia, pudiendo estar mucho más cerca, por no molestarlo.

Por otra parte, no entiendo que haya gente que se fíe de habladurías y de comentarios de chigre, en vez de informarse de primera mano. Acusar a alguien de lucrarse (en el mal sentido de la palabra como sugiere tu comentario) sin ninguna prueba me parece muy grave. Por otra parte, si un biólogo en este país puede vivir de su trabajo, o puede sacarse cuatro euros vendiendo una foto o un artículo, eso no es lucro, eso en la mayoría de los casos es un milagro.

un saludo y un abrazo, Héctor, nos vemos pronto.

David

Juan Villar Sordo dijo...

Hola amigo Héctor!!
Una entrada estupenda de un animal al que ambos admiramos y seguimos.

No es fácil dar con esta especie esquiva en el campo o en el bosque, ni tampoco lo es que coincida aún con la luz solar de la que rehuye, de aquí el gran mérito de las imágenes que nos muestras.

Espero de todo corazón que si tienes sexo con un tejón subas el vídeo inmediatamente, debe ser harto interesante y cómo mínimo sorprendente.

un saludo amigo!!!

Javi dijo...

Bueno, que animado está esto :) Aprovecho para saludar a todos :p Hector, tú sabes bien que los tejones son un poco gochos... así que usa protección si vas a perrear con ellos :p

Bueno, Jorge, te doy la razón en parte de tu discurso, comparto esa rabia contra los 'vendedores de fauna' (no todos tampoco, solo los que lo hacen mal, que mas o menos estaremos de acuerdo), pero Hector es del 'bando bueno' como todos los que han comentado en este hilo, así que no perdamos energías entre nosotros, y sigamos 'atacando al enemigo común', y de paso, disfrutando de historias y visiones como las que nos trae Hector (y todos los que aquí han escrito tb), tan difíciles y que tanto amor y respeto por nuestra naturaleza muestran :) Un abrazo a todos! :)

rutinasvarias dijo...

De nuevo una gran entrada con la que disfruto como un enano. Pocos blogs pueden ofrecer el nivel que ofrecen tus entradas. Te felicito.

Dani

ruben iglesias perez dijo...

este tejon ye duro como una piedra,precioso documento,de asturias me supongo que eres