domingo, 18 de enero de 2009

Comedero invernal

Este invierno he decidido montar un comedero invernal para ayudar a pasar un poco mejor el invierno tan duro que estamos viviendo a los pájaros de la zona y ya de piso tirarles alguna foto chula. Existe polémica sobre si hay que interferir o no en la ley natural mediante el uso de comederos invernales. Yo soy de la opinión de que las carreteras tampoco son naturales y causan un gran número de muertes "artificiales" de animales cada año, sin embargo nadie dice nada al respecto y todos los naturalistas en su mayoría utilizan el coche. O sea que el comedero es una manera de enmendar las muertes por perdigonazos de algún salvaje o atropellos, por decirlo de alguna forma.
El comedero lleva montado desde nochebuena y ya son un buen número de aves las que visitan el lugar.
Los primeros que suelen bajar siempre son los trepadores azules. Cocretamente 2 ejemplares. Uno es mayor que el otro y suele pegarle cuando no le interesa que le roben el alimento. Avisan con sus silbidos de que son ellos quienes están comiendo en ese momento y casi todas las aves se mantienen al margen.

Trepador azul (Sitta europaea)

El único que domina y planta cara a los trepadores es un precioso macho de pico picapinos que es el dueño de comedero. Cuando el baja, todos los demás se van. Come tranquilamente el rato que quiere y luego se va. Cuando ve a los trepadores bajar demasiadas veces seguidas, decide espantarlos volando detrás de ellos para que no abusen de su confianza.

Macho de pico picapinos (Dendrocopos major)

Nunca pensé poder tener tan cerca este ave y disfrutar de su comportamiento de esta manera. Cuando lo tienes delante puedes aprovechar para fijarte en sus detalles. Las plumas de la cola para sujetarse en los troncos, la posición de los dedos típica de piccidos,etc...

Al comedero también bajan 2 carboneros comunes y 2 herrerillos capuchinos. Los capuchinos prefieren picotear lo que va cayendo al suelo desde el comedero y cuando este está vacío suben a comer, ya que así no corren peligro ninguno. Una de las razones del comedero tambíén era fotografiar a este párido. En las zonas en las que no hay coníferas, su presencia no estan abundante y cuesta hacerle una foto decente si no es de esta forma.

Herrerillo capuchino (Parus cristatus)

Capuchino en la nieve

Ahora subo una foto de uno de los carboneros comunes, un ave común pero preciosa igualmente. En mi zona se les llama Queseiros ya que les gusta picotear el queso. También chichipán, por el sonido que hacen cuando cantan.

Carbonero común (Parus major)

Por último decir que también merodean el comedero los carboneros garrapinos, mitos, algún camachuelo suena cantar cerca, chochín, petirrojo, pero estos no se deciden a entrar todavía. Un arrendajo vino a comer también en los primeros días pero sin opción de fotografiarlo paa no molestarlo. Espero que os guste el post y un saludo.

4 comentarios:

PLATAFORMA PARA LA DEFENSA DE GISTREO dijo...

Enhorabuena Héctor, tus fotos son excelentes. Me alegro mucho por tu interés por la naturaleza y la difusión de su belleza a través de tu blog, personas como tu son muy necesarias para dibulgar la enorme riqueza que contiene nuestro entorno natural, hasta ahora tan poco reconocido.

Jesús Rodríguez dijo...

Muy chulas las fotos. Al capuchino nunca le he sacado una foto curiosa, me resulta muy esquivo. Los pícidos me resultan muy interesantes,¿has visto alguna vez el pico menor o al mediano? se que hay alguna observación pero de hace tiempo.

frikosal dijo...

Estupendo trabajo, felicidades

Le prof dijo...

Otro rato con la boca abierta... gracias