jueves, 3 de junio de 2010

Discreción

La primavera está en su punto de máximo apogeo en la cordillera cantábrica. Los cantos de las aves hacen que cada amanecer sea de todo menos silencioso. Alimentan a sus pollos y los animales sacan adelante sus camadas un año más. Sin embargo existen animales que no son tan llamativos como los mencionados pero desarrollan su época reporductora también ahora. Son animales que tenemos que buscar levantando piedras, o simplemente armándose de paciencia y dedicando horas de campo. Animales discretos que pueden pasar desapercibidos para la mayoría.
Voy a empezar hablando de uno de los animales discretos por excepción. Es el erizo europeo (Erinaceus europaeus), un animal de hábitos casi exclusivamente crepusculares cuyo avistamiento para la mayoría consiste en una bola de pinchos cruzando la carretera o para los más afortunados alimentándose en su huerto. Siempre me ha llamado mucho la atención este animal desde que de pequeño una hembra campaba por el huerto de un familias con sus crías alimentándose de babosas y lombrices. Por fin he podido fotografiarlo a plena luz del día y reflejando algunas características de la anatomía tan peculiar de este animal.

Erizo europeo (Erinaceus europaeus)

Como todos sabeis este animal cuando se ve amenazada se enrolla formando una bola que resulta impenetrable para muchos animales y le permite protegerse de sus depredadores. Esto hace que se le haya incluído en dichos como : "El zorro sabe muchas cosas. El erizo sólo una pero importante" , haciendo alusión a que muchas veces es mejor saber algo muy útil a saber muchas inútiles.
La cobertura de púas de este animal esta queratinizada y son muy resistentes pudiendo soportar una sola púa el peso completo del animal. Un comportamiento curioso es el de reforzar la protección de las espinas embadurnándose el lomo con saliva normalmente después de morder la piel con toxinas de un sapo. Este comportamiento se llama ungimiento.
Dejamos los mamíferos para centrarnos ahora en la herpetofauna, tan abundante en esta época. Sin embargo hay reptiles como el lución que se han adaptado a zonas húmedas con hierbas altas y presentan hábitos crepusculares por lo que suelen refugiarse bajo rocas en las horas de máxima insolación. Es un animal curioso por tratarse de un "lagarto sin patas". Sólo hay que verles parpadear para darnos cuenta de ello. Aquí va una foto de la culebra de cristal que la llaman en algunas regiones por la capacidad de desprenderse de la parte posterior de su cuerpo aparte de por los brillos vitreos que presenta.

Lución (Anguis fragilis)

Vamos a seguir hablando de otros reptiles que pasan también algunas horas del día refugiados bajo rocas o troncos. En esta temporada he localizado de momento ejemplares de culebra viperina y de culebra lisa europea. La primera de ellas gran imitadora de las víboras en posición defensiva de cuyo comportamiento recibe el nombre. La segunda es una gran cazadora de lagartijas y de movimientos ágiles. La posición de sus escamas hace que se le haya dado el nombre de culebra lisa. Se diferencia de la culebra lisa meridional en que en la europea el antifaz llega hasta el orificio nasal y el vientre es uniforme mientras que en la meridional no llega al orificio nasal y el vientre es ajedrezado.

Juvenil de culebra viperina (Natrix maura)

Culebra lisa europea (Coronella austriaca)

Detalle de la cabeza de la lisa

Esta temporada he cumplido también uno de los objetivos de este año, fotografiar adultos de sapo corredor en la cordillera cantábrica. El año pasado localicé muchos juveniles próximos a una charca que se encontraba seca en aquel momento ya que el verano estaba bastante avanzado y este año la visita era obligada al lugar en primavera. El día era caluroso por lo que lo normal es que los sapos no estuviesen a la intemperie y habría que levantar alguna piedra. Unos 20 adultos de sapo corredor en total se refugiaban del calor en las rocas anejas a la laguna y pude fotografiar individuos de diferentes edades. El nombre de corredor lo tiene bien adjudicado ya que al contrario que el sapo común, estos sapos tienden a desplazarse corriendo en lugar de dando saltos torpes.

Sapo corredor (Bufo calamita) adulto

Juvenil de sapo corredor con el vientre más blanquecino

Otro objetivo es tener fotografiados todos los anfibios de la provincia de León. El gallipato me faltaba pero gracias a las indicaciones de un amigo pude llevarlo a cabo. La verdad es que me habían dicho que era un animal bastante grande y no falló a las espectativas. Una curiosidad de este animal es que presenta unas marcas anaranjadas en el lomo que coinciden con el extremo de las costillas y cuando se siente amenazada las proyecta hacia esas zonas haciendo que sea más difícil tragarselo. Aquí va una fotografía de este animal conun aire un tanto primitivo.

Gallipato (Pleurodeles waltl)

En otras ocasiones los animales desarrollan su vida a una actividad normal a cualquier hora, lo que sucede es que lo hacen en ambientes a los que somos "ajenos". Hablo por ejemplo de insectos actuáticos que viven en lagunas y charcas de la alta montaña cantábrica. Para poder apreciar detalles concretos sólo es necesario bajar el punto de vista y ponerse a su altura.
El gran escarabajo buceador (Dytiscus marginalis)es un importante depredador en los ecosistemas lacustres. Se alimenta de pequeños anfibios, peces, larvas de insectos, etc... Para respirar lo que hace es colocar la parte posterior de su cuerpo en contacto con la superficie y gracias a unos pelos hidrófobos que presenta bajo los élitros crea una reserva de aire para poder respirar bajo el agua. Como podéis apreciar tiene el último par de patas modificado de forma aplanada y con sedas para facilitar la natación. Sus larvas también son voraces.

Macho de gran escarabajo buceador (Dytiscus marginalis)

Podemos deducir que es un macho porque presenta los élitros lisos y las patas anteriores tienen unas estructuras para agarrar a la hembra durante la reproducción.
Otro insecto acuático curioso es el garapito (Notonecta sp.). Este animal perteneciente al orden Hemiptera (Chinches) tiene la peculiaridad de desarrollar casi toda su vida boca arriba nadando con el dorso hacia el fondo de la charca. También se les llama remeros por que el movimiento sincrónico de sus patas al nadar recuerda a los remeros de una piragua. Respira utilizando la misma técnica que Dytiscus y en la fotografía podéis apreciar el brillo de alguna de las burbujas de aire que lleva adosadas a su cuerpo.

Garapito (Notonecta sp.)

Para terminar voy a colgar alguna imagen del aspecto que presenta el bosque cantábrico en estos días primaverales. Los helechos comienzan a desenrollar sus hojas acinares y el verde cubre el dosel forestal.

Hojas acinares de un helecho

Bosque cantábrico en primavera

Espero que os haya gustado. Un saludo y gracias por visitar el blog.

6 comentarios:

David Álvarez dijo...

Muy guapa la entrada Héctor, como siempre, y muy chulos los macros, la de ditisco es una pasada.
un abrazo

Marco dijo...

De las entradas más guapas!!!

¿El gallipato está en la cordillera?, no tenía ni idea.

manuel dijo...

Una autentica delicia para la vista,enhorabuena Hector.

Ángel dijo...

Maravillosa la primavera en la cordillera, claro que si, y chulisima la entrada. Nunca habia subido a Laciana en esta epoca del año y vengo loco.

Un abrazo.

Miazuldemar dijo...

No nos gusta, nos encanta!
Tus entradas son mucho mejores que los documentales de la 2. ;)

Muy buenas las fotografías.

Jose A. Sencianes dijo...

Una barbaridad la foto del ditisco Héctor. Me ha alucinado. Un saludo