domingo, 3 de abril de 2011

Pechiazul en la cordillera cantábrica

Por fin es primavera en la cordillera cantábrica. Una época que los naturalistas de esta región ibérica esperamos impacientemente durante todo el año. Los montes bullen vida y verdor en todos sus rincones. Regresan viajeros que nos abandonaron durante el invierno y que escogen estas montañas para reproducirse y cumplir el ciclo vital. Uno de esos viajeros es el pechiazul (Lucinia svecica) habitante de piornales y escobales de la alta montaña cantábrica.
Existen muchas incógnitas no totalmente resueltas con esta especie. En invierno tenemos pechiazules en la península Ibérica pero son procedentes del norte de Europa y escogen zonas costeras, riberas y humedales para pasar el invierno. Sin embargo los pechiazules que tenemos en verano no se sabe muy bien donde se meten durante los duros inviernos cantábricos. Se piensa que toman rumbo a África como otras muchas especies pero no está completamente estudiado.

Pechiazul (Lucinia svecica) cantando en la cordillera cantábrica

Otra de los misterios de este pájaro es conocer realmente cual es el número de subespecies de la misma. Las más conocidas son los de medalla blanca (Luscinia svecica cyanecula) y el de medalla (Luscinia svecica svecica). Algunos investigadores de la Universidad de Salamanca se han dado cuenta de que la mayoría de pechiazules del sistema central y la cordillera cantábrica no presentan ningún tipo de medalla describiendo la subespecie Luscinia svecica azurcollis. Para esta subespecie se ha llevado acabo un estudio con el descubrimiento de que el pechiazul domina más de 50 cantos diferentes y que lleva a cabo un proceso de "aprendizaje" e imitación de cantos.

Pechiazul(Lucinia svecica) cantábrico

Me ha resultado complicado encontrar un territorio de canto y cría de este pequeño y colorido pájaro en la zona occidental de la cordillera cantábrica a caballo entre León y Asturias. Me comentaba hace poco un amigo que el pechiazul es un ave bastante descarada en las zonas donde existe densidad elevada de este animal ya que se coloca en puntos muy visibles para marcar su territorio. Sin embargo en la cordillera cantábrica a pesar de estar presente no es tan abundante como en otras zonas y pasa más desapercibido. Se desenvuelve entre las ramas de los piornos y las escobas como si se tratase de un pequeño ratón, a poca distancia del suelo emitiendo una especie de chasquidos. Sin embargo de vez en cuando escoge un punto elevado para desplegar el colorido azul y naranja de su pecho y las plumas naranjas laterales de su cola, además del amarillo intenso del interior de su pico. La verdad es que da gusto perderse en el hábitat de este pájaro mientras acentores, tarabillas, escribanos cerillos y demás paseriformes del matorral de alta montaña despliegan sus encantos al comienzo de la primavera.

Pechiazul actuando de forma más discreta

Uno de los patrones de comportamiento más visuales y espectaculares del pechiazul es su vuelo pausado con la cola abierta al máximo y cayendo lentamente sobre uno de sus posaderos mientras canta estrepitosamente. Es curioso como parece que lo tienes controlado y de repente lo ves descender cual paracaidista de la nada en un sitio completamente distinto al que esperabas.
He vuelto varias veces por la zona después de descubrir a este pechizul y sigue por allí cantando con su cola erguida en el pico de los piornos. Esperemos que críe en la zona y poder ver a los volantones a mediados de mayo. Sin embargo como comentaba más arriba no es una especie que haya observado muchas veces en la zona por la que suelo moverme. Las primeras observaciones que tuve de este animal fueron reflejadas en una de las primeras entradas en este blog. El año pasado vi un pechiazul en la zona donde lo he controlado este año, fue el motivo por el cual decidí investigar el lugar este 2011.

Lucinia svecica

Comentaba también hace poco con un amigo que sus observaciones de la especie sucedía casi exclusivamente durante nevadas tardías, en las cuales estos animales bajan de las zonas altas y se alimentan en pequeñas calvas que deja la nevada. También mi primo Dani observó a un pechiazul en la nieve en las mismas condiciones el pasado fin de semana tras una ligera nevada.
Espero poder escribir una entrada sobre la confirmación de la reproducción de este animal en un par de meses asique deseemosle suerte al llamativo pechiazul. Espero que os haya gustado la entrada. Un saludo y gracias por visitar el blog.

7 comentarios:

David Álvarez dijo...

Muy buen post Hector,y unas fotos alucinantes, como no podía ser menos.
un abrazo y nos vemos pronto

Jesús Del Valle dijo...

Hola Héctor. Algunos de tus preciosos Pechiazules pasan el invierno en mi Costa granadina, los veo en la Charca de Suárez de Motril y en las Lagunas del Padul.Si quieres, échales un vistazo en mis entradas: MINUARRIAS RIBEREÑAS Febrero 2011 y la anterior RUISEÑOR PECHIAZUL Diciembre 2010.
Todavía me tienes impresionado con lo de tu Tejón. Saludos

Franja dijo...

precioso! magnifico pajarillo

petersam dijo...

Cialis

Dopo le droghe come Viagra e Cialis ha rivoluzionato il trattamento di disfunzione sessuale maschio verso la fine degli anni 90, un turbine di neve dei test clinici sono stati condotti in donne nelle speranze che le droghe potrebbero fare lo stessi per fare rivivere l'azionamento di sesso diminuente della donna.

http://www.medicinaligenerici.com/

Antonio Liebana dijo...

no tiene nada que ver trabajar el pechiazul en gredos xon la cantabrica, enhorabena por el trabajo ,
por cierto buena expo la de caboallesssssssssssss

Alberto Fernández Palacio dijo...

Muy buenas! La primera cantando es la que más me gusta. Saludos!

Honorio dijo...

Hola Héctor, unas estupendas fotos. Conocimos a tus padres, Loli y Tino en Somiedo y tengo que decir que son unas personas alucinantes, tienes mucha suerte de que te sigan y compartan esta maravillosa afición por la naturaleza y además están muy orgullosos de ti. Seguro que pronto nos conoceremos y disfrutaremos de algún buen día de campo.
Un cordial saludo,
Honorio