lunes, 16 de marzo de 2009

Primavera patente

Bueno pues cada vez está mucho más claro que la primavera está aquí. Los cambios siguen siendo apreciables para cualquier observador de la naturaleza. Aún quedan restos invernales como nieve en algunas zonas y alguna bandada de invernantes como los zorzales alirrojos. Los síntomas primaverales superan con creces a lo poco que queda del invierno.
Siempre que a la gente le dices: primavera, le viene a la cabeza: flores ya que es la época en la que más flores aparecen en nuestros campos. Una de las más madrugadoras es la que comparte nombre con la estación: La primavera (Primula acaulis) que suele aparecer en zonas con bastante humedad, como márgenes de arroyos o lindes de prados.

Primavera (Primula acaulis)

Entorno de Primula

Pero como ya comenté en el anterior post hay otros síntomas en el mundo animal. El lagarto verdinegro que tengo controlado sigue intensificando sus colores de cara al celo. Ha pasado el invierno enterrado bajo una pared y el calor hace que su cuerpo desate una explosión de colorido. Si comparais con el post anterior apreciareis el cambio.

Lagarto verdinegro (Lacerta schreiberi) asomando entre el musgo de la pared

Detalle del ojo y color gular azul del verdinegro

Las comadrejas también aumentan su actividad con el calor. Se mueven con gran rapidez entre las rocas en estos días de sol. El sábado la pude ver cazar algo. Observa desde la pared, y cuando la presa está a tiro, se lanza a por ella regresando rápidamente a la pared. No le gusta demasiado estar al descubierto asique los ataques son fugaces. No se que cazó pero se lo comió de un bocado. Aquí va una foto de su control desde la pared.

Comadreja (Mustela nivalis) en acecho

Los cambios primaverales también se aprecian en mamíferos de mayor tamaño. Por ejemplo los rebecos están bastante feos ahora ya que están tirando el pelo de invierno y tras el invierno tienen un aspecto algo desaliñado. Para mi gusto el rebeco cantábrico es más bonito en la época de celo con el pelaje pleno de invierno. Aprovechan a alimentarse de la primera hierba verde que ven en bastante tiempo.

Rebeco (Rupicapra rupicapra parva)

Es buena época para ver como han pasado el primer invierno las crías de animales como los corzos. El viernes pude ver una hembra con 2 crías (un macho y una hembra) que han salido adelante y bastante bien. La cuestión es que pensando te das cuenta de que la supervivencia es apasionante. Esta hembra ha ayudado a sacar 2 ejemplares adelante lo que resulta increible con el duro invierno que ha venido. Aquí van unas fotos de la hembra, del macho y de una disputa entre madre y cría.

Corza (Capreolus capreolus)

Corza y cría

Macho joven de corzo. Se pueden apreciar los pequeños cuernos con borra.

Otro hecho importante es que los píccidos están en pleno celo. El domingo llevé una gran alegría al poder escuchar el canto de 2 machos de pito negro (Dryocopus martius) en una zona de alto Sil. El censo de hace unos años para la especie decía que el número de parejas en la zona era inferior a 5, por tanto al escuchar 2 machos podemos suponer que este año quizá críen 2 parejas en este maravilloso paraje.
Espero que os haya resultado interesante la entrada y un saludo.

2 comentarios:

frikosal dijo...

Es impresionante la cantidad de fauna que fotografías. En esta entrada me quedo con el verdinegro, las fotos son estupendas sobretodo la segunda. Yo no sabía que llegaba tan al norte en su distribución. Lo fotografié una vez el verano pasado, pero no me lo puso fácil, estaba muy activo y desconfiado. Son preciosos. Felicidades por las fotos y por lo que habrás disfrutado.

undi dijo...

Me encanta la foto del verdinegro. Saludos