domingo, 12 de septiembre de 2010

Por tierras escocesas (1ª parte)

Bueno pues despues de todo el verano practicamente apartado del blog ( también es bueno darse unas vacaciones en esto) vuelvo a actualizar hablando del que ha sido el viaje por excelencia de este año: Un viaje de 7 días a Ecocia. No todo van a ser bichos asique he aprovechado también para crear un blog sobre fotografía urbana en el cual también podreis ver como ha sido el viaje en ese campo de la fotografía. El blog en cuestión es el siguiente: http://obturadorurbano.blogspot.com/ Espero que os guste.

El objetivo principal del viaje era conocer esta región cargada de leyenda con sus paisajes, su gente y por supueso con su fauna. Primeros de Agosto fue la fecha elegida y a pesar de que no es lo mejor para ver marinas, si que se portaron bastante bien y tuvimos suerte pudiendo ver las especies propuestas dentro de este grupo de la avifauna. Nuestro viaje comenzó en Edimburgo y a través de 7 días pudimos visitar Bass Rock, la isla de May, St Andrews, el Pn de los Cairngorms, Loch Garten, Abernethy Forest, Inverness y el lago Ness, la isla de Skye, Glen Coe, Stirling para volver de nuevo a Edimburgo. La primera entrada versará sobre el segundo día de viaje ya que el primero se centró en la ciudad de Edimburgo, cuya crónica podeis ver en mi otro blog cuya dirección está más arriba.

Día 3 de Agosto: Salimos bien temprano de Edimburgo en dirección Este para alcanzar una de las zonas de cría más importantes de Escocia. Hablo de St Abb's Head. Un saliente de tierra que se adentra en el atlántico y en el cual crían numerosas especies de aves marinas (gaviotas tridáctilas, cormoranes moñudos, araos...) Los álcidos ya habían abandonado los acantilados pero aún así pudimos ver y fotografiar especies nuevas para nosotros. Dirigiéndonos al cabo pudimos ver un faisán vulgar, una especie cinegética que tampoco había visto nunca y que es bastante abundante en Reino Unido en general. La zona sur de Escocia destaca por el gran número de campos de cultivo en los que aparecen extensos bandos de aves como palomas torcaes o grajillas.

Grajilla (Corvus monedula)

Ya en la capital escocesa pudimos ver las primeras especies animales como ardilla gris, gaviota argéntea y gaviota sombría. El hecho de que sean tan comunes en esta zona hace que con el paso de los días les vayas prestando menos atención sin embargo el primer día hizo ilusión poder encontrarse con ellas.

Gaviota sombría (Larus fuscus)

Volvemos a lo que estaba comentando. Una vez llegamos a St Abbs Head, la visión de los acantilados es espectacular. El blanco en los acantilados provocado por los excrementos de las marinas deja claro que es una zona de bullicio animal en época de cría.

Acantilados de St Abb's Head

La especie esrella en estos acantilados fue la gaviota tridáctila. Una gaviota de pequeño tamaó, ojos oscuros y pico amarillo que todavía realizaba cebas en los de esta región de escocia. En inglés las llaman Kittiwake ya que afirman que el sonido que realizan recuerda a esta palabra. A continuación una serie de fotografías de esta especie en dichos acantilados.

Gaviota tridáctila (Rissa tridactila)

Juvenil de tridáctila

Nido de gaviota tridáctila (Rissa tridacila)

Pareja de tridáctilas en el nido

Aparte de las tridáctilas también pudimos ver en estos acantilados el vuelo de algún fulmar, gaviotas argenteas, sombrías y cormorán moñudo. Fijándonos un poco hacia el mar también el vuelo de los primeros alcatraces destacaba sobre el azul de fondo. En cuanto a los mamíferos, los conejos están por todas partes en Escocia, en medianas, jardines, acantilados, cultivos...cualquier zona es buena para la cría de estos lagomorfos. Un grupo de gavión atlántico también descansaba en la zona baja del acantilado junto a las abundantes gaviotas argénteas

Grupo de gaviotas en el que encontramos 4 gaviones atlánticos (2 adultos y 2 juveniles) (Larus marinus), entre gaviotas argénteas (Larus argentatus) de menor tamaño

Los cormoranes moñudos son también una de las especies abundantes en las costas británicas y a principios de Agosto era fácil observarlos posados en la zona baja del acantilado, cebando aún a juveniles o pescando entre las olas. Ahí va una foto de un grupo de moñudos.

Cormoranes moñudos en St Abb's Head

En la zona del acantilado hay un lago en la que pudims encontrar una pareja de cisnes vulgares y una de porrón moñudo que se refugió rápidamente entre la vegetación palustre. Son especies que estamos acostumbradas a ver por su presencia en parques y como animales ligados al hombre (en el caso de los cisnes) pero siempre hace ilusión encontrarse con estas especies en estado silvesre. Un picapinos picoteaba también un tronco cercano al agua.

Cisne vulgar (Cygnus olor)

Porrón moñudo (Aythya fuligula)

Bajamos hasta el pueblo de St Abbs donde en el puerto nos encontramos con 3 cisnes vulgares y algún juvenil de gaviota sombría que buscaba alimento entre las algas. También las golondrinas aprovechaban para cebar a sus juveniles en las cuerdas de los aparejos de pesca. Es cierto eso que dicen de que las especies animales son mucho más confiadas fuera de España. Siempre tienes la duda de si será tanto como dicen y en algunos casos si que lo es.

Retrato de cisne vulgar (Cygnus olor)

Cisnes vulgares en el puerto de St Abb's

Juvenil de gaviota sombría (Larus fuscus)

Decidimos abandonar los acalntilados de St Abb's Head para tomar rumbo a North Berwick, ciudad de la que salía la lancha para Bass Rock, una de las mayores colonias de alcatraz atlántico del mundo. Pero antes decidimos parar en el castillo de Tantallon. Más faisanes posados en estacas se veían desde la carretera, al igual que algún papamoscas que cruzaba la carretera. En un árbol junto a la entrada al castillo un macho de escribano palustre con plumaje nupcial reclamaba a pleno pulmón. Es una especie que había visto en la costa asturiana de refilón per que no había podido fotografiar todavía.

Escribano palustre (Emberiza schoeniclus)

Los aviones comunes son abundantes cerca del castillo ya que anidan en sus muros que también son aprovechados por especies como el chochín para encontrar alimento. En las zonas rocosas colindantes los ostreros reposaban en la zona donde llega la marea y unos fulmares nidaban en las zonas herbáceas de los acantilados. Sin embargo la imagen que más impacta desde este punto es la visión de Bass Rock. Un peñasco que sale en el medio del mar y que se ve completamente blanco desde la distancia. El tono blanco es debido a que en esta roca crían miles de parejas de alcatraz atlántico el cual da el nombre al peñon(Bass proviene del nombre científico del alcatraz (Morus bassanus)) Es una de las asociaciones animales más impresionantes del planeta ya que el tumulto y la actividad es máxima en el peñón.

Bass Rock

Imagen de Bass Rock desde la costa

Partimos hacia North Berwick en cuya playa nos encontramos con limícolas como archibebes comunes, ostreros, vuelvepiedras y especies como el charrán patinegro que también es nueva para mi. En este pueblo costero se encuentra el Scottish Birding Centre, punto dereferencia para la ornitología en Escocia y la verdad es que el sitio es fantástico ya que la proximidad de islas como Bass Rock o la Isla de May forman colonias muy importantes de aves marinas.

Charrán patinegro juvenil (Thelasseus sandvicensis)

Por fin partió la fuerabordas hacia Bass Rock, pero primero nos llevó a rodear una isla cercana en la cual criaban numerosos cormoranes, alcas y araos (que ya no estaban) y frailecillos, los cuales si pudimos ver en bandos pescando y volando con ceba a las colonias. Es raro que aún queden frailecillos criando en esa época pero tuvimos suerte. Partimos entonces hacia Bass Rock, el objetivo del día. A medida que te vas acercando al peñón, los alcatraces aumentan a tu alrededor y el sonido de sus graznidos va aumentando de volumen. Cuando estás pegado a los cortados verticales de la roca una nube de aves tapa practicamente el sol cuando vuelan sobre ti. Son aves pelágicas aerodinámicas por excelencia que vienen a tierra para criar. Todavía había pollos en las colonias de alcatraces y los padres aterrizaban con ceba para alimentarlos. Encontrarse en Bass Rock es una sensación indescriptible y dificil de reproducir. Es algo que has visto mil veces en documentales pero hasta que no estás allí viviéndolo no sabes la magnitud que realmente tiene. Aparte de los alcatraces, en Bass Rock también pudimos ver focas grises que curioseaban cerca de la lancha que nos dío el recorrido. Las focas británicas eran también 2 de las especies que teníamos en mente en el viaje. Ahí van algunas fotos realizadas en Bass Rock.









Alcatraces atlánticos (Morus bassanus) en Bass Rock

Vista general del cielo en Bass Rock

Foca gris (Halichoerus grypus)

Una vez finalizado el viaje nos fuimos con la sensación de haber vivido una experiencia única y que es difícil de igualar. Una concentración de tantos individuos de una especie en tan poco espacio no se olvida fácilmente. Esta ha sido la crónica del primer día de bicheo en Escocia. Iré subiendo sucesivas entradas sobre el viaje en cuanto pueda. Esper que os guste y un saludo y recordad visitar mi otro blog http://obturadorurbano.blogspot.com/

1 comentario:

Ángel dijo...

Menuda envidia de viajecito. Impresionante la foto de Bass Rock teñida de alcatraces.