sábado, 5 de julio de 2008

Empezamos bien el verano

Bueno, pues después de mucho tiempo sin actualizar debido a la traca de los examenes me pongo a ello otra vez porque el verano da para mucho.
Pues el pasado jueves fuimos a dormir a un chozo habilitado para ello en los montes de Alto Sil, una de las tierras mas ricas en variedad que conozco. Eramos 4 los componentes de la expedición:

De izquierda a derecha: Mi padre agachado, mi primo Dani (autor de esta foto), su padre Ulpiano y yo. En el chozo en el cual pasamos la noche.

Ya de camino al chozo pudimos ver una rana bermeja curzar el camino a saltos. Teníamos pensado ir a controlar una zona osera, lobera y de todo, porque el Alto Sil lo tiene todo la verdad, lo que pasa que existe bastante presión cinegética y los bichos están mas esquivos de lo normal. Dejamos la carga en el chozo y fuimos hasta la espera. Los paseriformes mas destacados de la aventura fueron colirrojo tizón, acentor común, bisbita alpino, escribano montesino,... es decir nada en especial.

Era fácil encontrarse con excrementos de animales como el lobo, el oso, zorros, martas, gato montés, etc pero no es tan fácil encontrar a los que los generan.
Llegando a la espera un juvenil de aguila real nos voló bastante cerca. Es la primera ver que los vemos en esta zona asique es una alegría.

Juvenil de aguila real (Aquila chrysaetos)

También pudimos ver un rebeco, una gran alegría puesto que son animales que hace tiempo que no crían en esta zona y es bueno que lleguen de otras zonas para poder establecer alguna población estable. Fueron muchos los corzos que vimos durante la tarde, unos 7 ejemplares, todos a bastante distancia. a las 21:30 mas o menos decidimos emprender el regreso al chozo para cenar y pasar la noche.
De camino llegó la alegría. Nade más coronar en un teso mi padre se echó rápidamente al suelo, señal de que algo había. Al asomarnos allí estaban, 3 adultos de jabalí con 5 rayones o gorines que se llaman por aquí. Estuvieron fozando un rato por una chera hasta que una de las "gochas" nos venteó y comenzó la huída hacia unos abedules para ms tarde salir de los mismos y adentrarse en el bosque. No tenía foto de este animal, tan abundante pero a la vez tan difícil de ver de día.

Hembra de jabalí (Sus scrofa)

Piara de jabalíes (Sus scrofa) en su entorno de piornos, genciana y sistra florida.

Piara de jabalíes (Sus scrofa). En esta foto se ven bien los 5 gorines.

Volvimos al chozo con una amplia sonrisa en la cara dispuestos a cenar. Trajimos comida a morir asique quedamos bien fartucos.Tizamos un fuego en la chimenea del chozo y se estaba en la gloria. Mi primo Dani y yo decidimos levantarnos periódicamente durante la noche para alumbrar hacia fuera del chozo y ver si veiamos algo. Una de las veces mi primo vió una lechuza que ya habíamos visto volar al oscurecer. Dormir dormimos poco pero lo pasamos como los indios. Sobre las 3 de la mañana se levantó mi primo a echar otro vistazo y vi una silueta corretear por la mesa. Le dije a mi primo: Dani, enfoca pa la mesa que anda un ratón. Cuando alumbró vimos que se trataba de un precioso Lirón careto que había venido a comer un poco de queso. Royó un trozo bueno. El despliegue de cámaras fue instantaneo para fotografiar al roedor y una vez satisfechos se fue por un agujero del muro.

Lirón careto (Eliomys quercinus)

A las 5 y media mi primo y yo ya estábamos en pie controlando el amanecer a la entrada del chozo. Sonaban berrar los corzos y los cárabos en el bosque mixto cercano. El tiempo estaba bastante desapacible ya que empezaba a chispear y andaba un aire que te dejaba destemplado. 4 corzos vimos esa mañana, que comparado con el día anterior fue más bien poco. Volvimos al chozo bastante resignados y dispuesos a echar una siestina y comer. El fuego calentó rápidamente nuestros cuerpos y quedamos enroscaos cada uno en un banco echando la siesta. El despertar comimos y emprendimos el camino de vuelta donde volvimos a ver otra bermeja.

En resumen, que lo pasamos de vicio combinando naturaleza y ratos de calecho hablando en el chozo y riéndonos mucho. Habrá que repetirlo. Un saludo y espero actualizar más a menudo ahora que esoy de VACACIONES. Gracias por visitar el blog.

1 comentario:

Matacán dijo...

¡Qué emoción el poder encontrarte con semejante piara!
Sois unos auténticos privilegiados por poder disfrutar de ese entorno.
Enhorabuena por el blog.
Antonio Córdoba