martes, 10 de junio de 2008

Menú del día

Bueno pues ya he acabado las clases aunque le dedico bastante tiempo a estudiar para los exámenes finales de Junio, siempre hay algun ratillo para ir a dar una vuelta a ver que se puede controlar.
Se nota que es primavera, todos los pájaros portan alimentos a sus crías prácticamente sin descanso. Ayer estuvimos un rato cerca de un nido de tarabilla norteña y los padres alimentaron a sus crías con lo mas variado del mundo de los invertebrados. Cada vez me cuesta más entender a esa gente que habla sin saber, como pasa muchas veces, y dice que los insectos no sirven para nada. Pues sin insectos lo más posible es que no existiesen la mayoría de aves insectívoras, ni sus depredadores, ni muchos anfibios, es decir el equilibrio estaría tan desestabilizado que no habría "nada".
Aquí van unas fotos del menú de los pequeños pollos de tarabilla en unos 30 min que estuvimos escondidos:

Tarabilla norteña (Saxicola rubetra) con un díptero (posiblemente un tipúlido) y un coleóptero (se ve uno de los elitros negros)

Macho detarabilla norteña (Saxicola rubetra) con un coleóptero (posiblemente dela familia Cantharidae)

Macho de tarabilla norteña (Saxicola rubetra) con otro díptero y alguna especie de arácnido

Macho de tarabilla norteña con una lombriz de tierra. Los anélidos, aparte de los insectos y arácnidos también son un alimento nutritivo para los jóvenes polluelos.

Hembra de tarabilla norteña con una oruga de algún tipo de mariposa.

Las fotografía corresponden a las veces en las que las tarabillas pararon en el rosal antes de bajar al nido, el cual tenían en el suelo y por motivos de seguridad decidimos no mirar ya que los padres estaban siempre por allí y es una tontería arriesgarse a que abandonen a los pollos.
Los animales que son típicamente granívoros como por ejemplo el pinzón común (que posee un pico ancho para romper los granos), en esta época se vuelven cazadores de insectos ya que el número de proteínas que aportan son mucho mayores y el crecimiento de las crías es más eficaz.

Pinzón vulgar (Fringilla coelebs) con una efímera.

Pero el día también aporto más sorpresas. Cerca del nido de las tarabillas, andaba una pareja de aves que no me sonaba de haber visto con anterioridad. Era una pareja de currucas mosquiteras. Especie nueva!! jeje. Pude tirar una foto a una de ellas.

Curruca mosquitera (Sylvia borin)

El resto de aves que vimos son avistamientos comunes. Alimoche, roquero rojo, escribano cerillo, hortelano, alondra, lavandera boyera, cigüeñas, aguilucho pálido, alcaudón dorsirrojo, ratonero, carbonero común, lavandera cascadeña...

Alondra común (Alauda arvensis)

Aún quedaban sorpresas. Por la noche bajamos hasta el Bierzo a ver a unos familiares y de paso la cámara siempre con uno no vaya a ser que salga algo nuevo. Pudimos ver una pareja de tórtolas comunes en la entrada del Bierzo.
Por la noche mi madre fue a dar una vuelta y cuando llegó traía una caja en las manos y una sonrisa en la cara. Estaba claro que algo interesante había en aquella caja. Nada más y nada menos que un precioso macho adulto de Ciervo volante (Lucanus cervus) uno de los escarabajos mas grandes de la península que necesita 6 años de desarrollo desde que se ponen los huevos hasta adquirir la forma adulta. Es un escarabajo que está en bastante declive porque no quedan demasiados lugares en los que encuentre un hábitat decuado. Otra especie nueva!!

Macho de ciervo volante (Lucanus cervus)

Por último ya volviendo a casa fuimos a un sitio que todos los años hay bastante chotacabras y efectivamente pudimos ver 4 ejemplares y de regalo un cárabo. Sin foto pero bueno, ahí están. Ya viniendo a casa sobre las 2 de la madrugada o una cosa así, unos ojos se iluminaron en la cuneta. Es una zona en la que abundan jabalíes asique fue lo primero que pensamos. Vimos que era mas pequeño y al cruzar la carretera ya fue inconfundible. Una gineta. La primera que veo en mi vida. La cuarta especie nueva del fin de semana. La verdad es que fue bien aprovechado. El tejón es el único mustélido de la zona que me queda por ver. Esperemos que haya suerte. También vimos una corza con un corzo de unos 3 días de edad en la carretera. Esta claro que de noche hay que conducir despacio porque la gente que va de flipada con los coches puede segar la vida de estos animales o la suya por intentar esquivarlos asique se va despacín que no cuesta nada.

Espero que os haya gustado y gracias por visitar el blog. Un saludo

2 comentarios:

Alex. dijo...

Hola Héctor!
Como siempre, muy buenas las fotos, enhorabuena!

Mamen dijo...

Yo he visto dos ciervos volantes en toda mi vida, y uno de ellos estaba muerto :-(. Me parece un animal intersante. ¡Seis años para desarrollarse como adulto! No tenía ni idea.

Un tejón he tenido la suerte de ver, alucinada me quedé. :-) :-) Nos cruzamos en un camino ambos dos. Se paró a mirarme y siguió su trotecillo hacia unas colmenas. Jo qué bonito. Me fui a casa más contenta que unas castañuelas.

Bueno, voy a seguir leyéndote.