domingo, 21 de marzo de 2010

Salamandras rabilargas

La verdad es qe ya se va notando. Los días tienen más horas de luz, las temperaturas suben, las nieves van derritiéndose y todos tenemos ese algo que nos va poniendo nerviosillos (en mi caso aún más nerviosillo). La primavera ya ha llegado, al menos cronológicamente ya que todavía queda alguna previsión de nieve para esta semana.
Los primeros animales en notar estos cambios suelen ser los insectos que empiezan a desperezarse y la herpetofauna. Es el tiempo en el que esos animales mágicos y de costumbres crepusculares que son los anfibios, comienzan sus andaduras.
Un reto para este año era poder ver y fotgrafiar la salamandra rabilarga en fase adulta, ya que hasta la fecha sólo había conseguido ver fases larvarias o juveniles. Ayer por fin pude conseguirlo, además observando no 1 solo ejemplar, sino 5 individuos adultos de Chioglossa lusitanica

Salamandra rabilarga (Chioglossa lusitanica)

En una pared vertical llena de huecos y tapizada por un musgo que chorrea agua y vida por todas partes podemos encontrarnos con estas pequeñas danzarinas de la humedad. Es sorprendente su agilidad ya que recuerdan a un reptil por su velocidad más que a un anfibio. Su dorso anaranjado se confunde con los tonos de la roca y con el de hierbas secas y aplanadas por las lluvias. La noche de ayer era lluviosa y con unos 10º de temperatura.
La salamandra rabilarga es una de esas joyas que presenta la cordillera cantábrica y que hace que los que recorremos sus valles y montañas apreciemos aún más la riqueza de estas tierras. El hecho de saber que está ahí es magnífico, pero el poder encontrarlas y saber que realmente existen aporta más satisfacción todavía.

Chioglossa lusitanica

Como podéis ver, en los inidividuos adultos la longitud de la cola es considerable con respecto al cuerpo. Etos animales escogen zonas en ls que el agua presenta una pureza elevada para desarrollr su ciclo vital. Esto hace que muchas veces escojan galerías de minas abandonadas o lugares semejantes donde al agua mana directamente de la tierra.
Este animal puede desprenderse de la cola en caso de amenaza y en muchas ocasiones la mueve ante un posible peligro para atraer la atención del depredador y así poder huir una vez haya desviado su atención.
Como bien sabréis los anfibios son animales que están en grave proceso de regresión. La aparición de micosis que les afectan, la destrucción de sus hábitats, etc... son problemas que les afectan. Por ellos es bueno conservar lugares como el que visité yo ayer en el que pue encontrarme también con una salamandra común, una rana patilarga, ranas bermejas y sapos comunes.

Vista general de la rabilarga para apreciar el tamaño de su cola

Espero que os haya resultado interesante la entrada y gracias por visitar el blog. Un saludo

3 comentarios:

David Álvarez dijo...

Hola Héctor, ya veo que al final tuviste suerte. Joder, te lo propones y lo consigues. Enhorabuena, muy chulas las fotos!!

ANZAGA dijo...

... gracias a tí que las conozco, Por aquí éstas nada de nada...

Enhorabuena por la entrada. Saludos.

Rafa Romero dijo...

Hola Héctor, me llamo Rafa. Un amigo y yo conocimos a un señor una día de septiembre de hace un par de años por L.leitariegos mientras veíamos Pardas....aquel señor era tu padre, nos habló de ti y de tu Blog, cuando volvimos a casa lo miré y la verdad es que lo sigo desde entonces. Es una auténtica chulada, especialmente tus entradas sobre los Gatos, aunque esta de las chioglossas no queda a la zaga!
Enhorabuena y gracias por abrirnos una ventana a la Cordil.lera a los que vivimos lejos pero estamos también enamorados de ella...